(Selección de Josep Valls).

Cuando la empresa es una “Mina Anti Personas”

. viernes, 4 de julio de 2008

Por Alexandra Millán. Me permito hacer un paralelismo entre dos temas conceptualmente diferentes, pero con un mismo efecto, veamos.

Si nos remitimos directamente al diccionario y buscamos el significado de “Minas antipersonas”, encontramos textualmente lo siguiente: "son un tipo de minas terrestres diseñadas para incapacitar a sus víctimas, se utilizan para colapsar al enemigo, para degradar la moral de las tropas, dañar seriamente lo físico no blindado, por ello, se busca que hieran gravemente o mutilen, y no tanto que maten, ya que un muerto no causa tantos problemas como un herido…."

En el caso de algunas empresas, sus miembros pueden actuar con la misma crueldad que una de esas minas, los relatos y textos de denuncias son tan impresionantes, que cualquier ficción es superada por esta terrible realidad.

Por que actuar de forma tan irresponsable? La vida organizacional se puede convertir en el peor campo de batalla, donde la competencia desleal, el protagonismo individual, el deseo insaciable de poder puede llegar a mutilar a compañeros y compañeras de trabajo, a personas directamente colaboradoras, es la forma más despiadada de obtener lo que se desea, una nueva posición, un escalafón, el sentirse importante para el "jefe", mantener el estatus, en fin, cualquier cosa que vincule poder/dinero/autoridad/reconocimiento.

Se calcula que hay más de 110 millones de minas repartidas en más de 64 países. Cada año más de 26.000 personas mueren o sufren traumáticas mutilaciones debido a las explosiones de estas armas que no distinguen entre combatientes y población civil.

Y que de las estadísticas del Acoso Laboral?, aquí en Latinoamérica y por primera vez en Venezuela, tenemos un estudio comparativo entre el año 2007 y el primer trimestre del 2008, las denuncias se han visto incrementadas en un 25%, 1756 denuncias más que el año anterior.

Que una persona trabajadora se vea marginada, hostigada o vejada por sus iguales o por su persona superiora es tan antiguo como el propio trabajo; lo que ocurre es que, desde hace pocos años, estamos ante una nueva concienciación de este fenómeno al que se denomina “mobbing”.

Ahora bien, que pasa con la Responsabilidad Social Interna de las empresas para con su personal? Por qué se permite el atropello personal, moral, laboral dentro de las organizaciones? Por qué no hacer las correcciones pertinentes antes de ver denuncias?

Definitivamente es un tema que invita a la reflexión, a establecer los verdaderos límites dentro de las organizaciones, se viene a trabajar, a producir, a apoyar, a colaborar, no hay necesidad de mantenerse siempre con los guantes puestos y arriba esperando el golpe o el boom de una mina, debemos recordar que la reparación moral es totalmente ilusorio.