(Selección de Josep Valls).

Un Reto para el Siglo XXI

. martes, 8 de mayo de 2007

Por Alexandra Millán. La conciliación de la vida laboral y familiar ha pasado a ser uno de los temas que afectan al mundo social, empresarial y político de los últimos años y lo será aún más en el futuro.

A lo largo de las últimas décadas se han producido cambios demográficos y sociales que están provocando dificultades para equilibrar la vida familiar y laboral y que están afectando tanto a las familias como a la salud de las personas trabajadoras.

La incorporación masiva de la mujer al trabajo fuera del hogar, el aumento de la esperanza de vida y, por lo tanto, el incremento del numero de personas mayores, el incremento de las familias monoparentales, el gran aumento de la competencia, que se traduce en una gran presión para la consecución de los objetivos, el fenómeno de la reducción del tamaño de la plantilla que aumenta el trabajo de quienes “sobreviven”, sin olvidar el profundo cambio sociodemográfico que supone que, cada día, veamos que un mayor numero de mujeres poseen una formación avanzada, tienen mejores oportunidades de acceder a puestos directivos y que hay una clara tendencia de que las familias existe un doble ingreso, estos conflictos están manifestándose, fundamentalmente, en forma de estrés cuyas consecuencias son una perdida importante de calidad de vida para el personal de las organizaciones y una menor productividad para las empresas.

La persona no es un sujeto aislado, sino uno con vínculos sociales, entre otros destacan los derivados de la familia. Sin embargo, olvidar que las personas colaboradoras de una empresa tienen familia seria una insensatez, actuar como si lo que ocurre en la familia no tuviera ninguna repercusión en la empresa seria cerrar los ojos a la realidad. Nunca son aceptables las intromisiones de la empresa en el ámbito familiar del personal, pero hay que tener en cuenta a la familia. Descubrir la conexión que existe entre trabajo y familia resulta una necesidad; tomar decisiones que afecten a la familia de quienes trabajan en la empresa prescindiendo de ello es impropio de la Responsabilidad Social Empresarial Interna.

3 comentarios:

Guillermo dijo...

El tema de cociliación es bastante extenso, me parece importante que a trves de este blog pueda tomar información para llevarla a mi empresa.
Me gustaría ver mas sobre esto

Guillermo Arraez

Alex dijo...

Gracias Guillermo por atender a este post, te comento que estaré haciendo continuas entregas sobre el tema ya que es de amplia requeza organizacional.

Un saludo

Alexandra Millán

Anónimo dijo...

Estoy añadiendo sus temas a mi blog y grupo en:
http://www.myspace.com/abundancia_en_cristo
Me satisface poder conocer a quienes trabajan en estos temas tan interesantes.