(Selección de Josep Valls).

Desperdiciando el TIEMPO

. lunes, 26 de abril de 2010

Por Alexandra Millán. Se nos hace difícil gestionar de una forma responsable nuestro tiempo en el trabajo, interrupciones van y vienen y pareciera que si no atendemos a esas interrupciones, no estamos haciendo el trabajo. Dedicamos un precioso tiempo a planificar, tomar decisiones o reunirnos. Todo esto es tiempo de trabajo. Tiempo que, cada quien más que nadie, debe gestionar como oro, como la vida misma.

Cuando hacemos mal uso del tiempo? Cuando asistimos a esas reuniones que no tienen fin, que no se cierran acuerdos, que no se toman decisiones, que cuestan dinero, horas y motivación de nuestro personal. Cómo poner fin a esto?, realmente es sencillo si nos lo proponemos, eduquemos para que las reuniones sean productivas, respetemos el horario de inicio y finalización. Deberíamos hacer reuniones con un mínimo de rigor, aunque sólo sea por obtener mejores resultados.

“Los que emplean mal su tiempo, son los primeros en quejarse de su brevedad”,

Jean De La Bruyere

Un mal síntoma, el sentirse culpable por no terminar a tiempo… y es muy frecuente ver a personas decir que con un par de horas más que tuviese el día bastaría. Pues no, sólo se trata de una sensación relativa a la percepción del tiempo que ya malgastamos. Otro mal síntoma es cuando salimos en el horario "normal" de trabajo, y nos da la impresión de que nos estamos escapando o tomando tiempo a cuenta de lo mucho que ya trabajamos cuando nos quedamos hasta tarde. Esto es típico de las personas que por la presión social dentro de la oficina se quedan por ser bien vistas, no importa si es haciendo nada, revisando Internet o esperando que baje el tráfico, lo que importa es que se vea que se sale tarde. Bueno, me voy pero me llevo el material y los documentos para leerlos en casa. ¿A qué hora, antes o después de la cena? Al final lo que hacemos es pasear los documentos. Para lo único que nos sirve es para sentirnos más unidos al trabajo.

Optimiza tu tiempo en el trabajo, mejora la productividad en tus funciones y con eso mejorarás el tiempo para ti, para tu salud, para tu familia y para tu vida. Al final, se vive para trabajar o se trabaja para vivir? Tu eliges, pero luego no te quejes.

CONCILIA TU VIDA
NO PIERDAS TU TIEMPO