(Selección de Josep Valls).

Agotamiento Laboral

. miércoles, 19 de diciembre de 2007

Por Alexandra Millán. Estudios recientes de la Universidad de Pennsylvania, han demostrado que el elemento que más contribuye al Sindrome de "burn out" no es el exceso de trabajo, sino lo que la persona trabajadora percibe como falta de respeto empresarial, en otras palabras, no es el trabajo realizado el que provoca el "burn out", sino la propia organización de la empresa.

El agotamiento físico y emocional en el trabajo genera diferentes grados de despersonalización y bajo rendimiento. Aparece, como una actitud negativa, la baja valorización de las tareas que se desempeñan, el stress, malestar en general y la somatización de diferentes enfermedades, todo esto impactando de manera negativa al correcto funcionamiento de la empresa.

"Una de las mayores dificultades con las que se encuentra la persona trabajadora, es que no es suficientemente reconocida por la empresa. Cuando no se siente reconocido, respetado ni valorado, los indicadores del 'burn out' suben", afirma Sigal Barsade profesor de Wharton School.

La cultura empresarial juega un papel determinante en este fenómeno. El estudio afirma que las personas trabajadoras empiezan a identificarse con la empresa tan pronto ingresan, por lo que cuanto más respaldadas se sientan como miembros de un grupo, más fácilmente se reforzará la identificación. El respeto es el medio a través del cual la persona trabajadora se arraiga en su puesto y siente que lo que hace es algo significativo y que agrega valor a la organización. Por el contrario, si observa que otra gente no es valorada, se llega al consenso de que la empresa no trata bien a su gente y por ende, desaparece el arraigo.

Es interesante la forma en que, según el estudio, aparece el síntoma del agotamiento emocional. Una de las formas es, por ejemplo, cuando la persona asalariada, que se siente menospreciada debe esconder ante terceras su descontento frente a la empresa.

El impacto de la falta de respeto es más fuerte cuando existe la sensación de no tener autonomía a la hora de realizar las tareas, razón por la cual, una vez más se confirma que la autonomía funciona como válvula de escape y aminora el stress.

"Las empresas deben preguntarse si sus valores, incluida la manera en que se trata a las personas trabajadoras, influyen en la forma de trabajar", afirma Barsade.

1 comentarios:

Wra5 dijo...

Realmente es interesante el tema desde ya saludos