(Selección de Josep Valls).

Síndrome de Cronos

. jueves, 2 de agosto de 2007

Cronos devorando a sus hijos, pintura de Goya

Por Alexandra Millán. O el miedo que ataca a los niveles ejecutivos a ser desplazados por su personal subalterno… el miedo de perder el poder dentro de una Organización.

Pero quién era Cronos? Cronos es el personaje de la mitología griega que se caracterizó por devorarse a toda su descendencia al nacer, porque él había atentado contra su padre, Urano, para ocupar su lugar como amo del universo y éste lo maldice antes de morir diciéndole: “Serás atacado por toda tu descendencia”, por lo que Cronos decide destruirla.

Pero vamos a la raíz del problema, es frecuente encontrar dentro del nivel ejecutivo de las organizaciones gente con este síndrome que ataca frecuentemente a personas con alta antigüedad en las empresas, según investigaciones realizadas por American Research Team (2007) se detecta en una población entre 40 y 50 años de edad que se aferran al puesto de trabajo, con una mentalidad irreflexiva y capacidad para obstaculizar cualquier proceso de crecimiento y desarrollo del personal, normalmente y de acuerdo a las investigaciones, las personas que tiene éxito en la dirección son víctimas perfectas de este síndrome ya que hacen todo lo posible para no moverse de su puesto, cuidar su territorio. Su gestión afecta la productividad, la comunicación, genera frustración y enojo en su equipo generando una alta rotación de personal y buscan pagar muy poco por las competencias profesionales. Propensión a no escuchar opiniones ajenas.

Qué hacer para corregir esta conducta poco responsable?

En Noviembre del 2006 escribí acerca del Mentoring como una práctica responsable, hoy, 8 meses más tarde, retomo el término y el concepto para proponer que las personas que ocupen cargos de dirección, sean mentoras o guías dentro de su grupo o equipo de trabajo, apoyen al personal, se haga un verdadero esfuerzo en invertir en programas de capacitación dando las herramientas adecuadas y en forma oportuna para el crecimiento dentro de la organización y pensar que en la medida que se abre camino para el resto crecemos y dejamos huellas.

Hay que recordar que Cronos, el de la mitología, no se salió con la suya, ya que uno de sus hijos, Zeus, se salvó de ser devorado y con el tiempo él fue el dios más poderoso de la mitología griega.

En las empresas se debe hacer algo por detectar los síntomas y el indicador más común está en analizar la curva de sueldos y compensaciones y el índice de rotación de personal.

Ahí estará detectado el síndrome de Cronos.